Si tu piel tiende a producir grasa de forma natural, te recomendamos una rutina rica en limpieza facial. Los dos productos que deberán ser esenciales son el Agua Micelar Mineral Clean y la mascarilla Mirakle Mask. Conseguirás reducir el sebo y cerrar el poro. Después puedes aplicar el Serum Booster y la crema de día con Vitamina C, dos productos ligeros y que te ayudarán a trabajar la piel desde dentro.